noviembre 21, 2008

SOL DE TAMPICO Feria Nacional del Libro 2008





ESPEJOS
"FERIA NACIONAL DEL LIBRO 2008"



http://www.oem.com.mx/elsoldetampico/notas/n932046.htm


14 de noviembre de 2008
Juan Jesús Aguilar

DEDICADA A CARMEN ALARDÍN y dando reconocimiento por 40 fructíferos años de escritor a Orlando Ortiz, dos hijos prófugos de Tampico hechos valores de la literatura nacional en la Ciudad de México, el puerto instaló el pasado sábado 8 de noviembre la Feria del Libro gracias al entusiasmo de Diana Zamora. Mañana se presentan algunos miembros de 7ALLERSIE7E a las cinco de la tarde, leyendo sus trabajos, y el domingo se clausura homenajeando a Carmen Alardín.

Si el Ayuntamiento está en campaña permanente promoviendo la lectura, sí es preocupante que haya tan pocos lectores, si las letras son apoyo para lograr una mejor preparación de los mentores y avidez en los educandos para construir el futuro, ¿por qué no hay una inversión fuerte y planeada de parte del Gobierno del Estado y de la iniciativa privada para llevar a cabo una verdadera Feria Nacional del Libro en esta ciudad?

Otro cantar sería, si hubieran venido sellos editoriales como Alfaguara, Planeta y Fondo de Cultura Económica, por mencionar tres. ¿Dónde están los puestos del Instituto de Investigaciones Históricas de la UAT y del ITCA exponiendo sus publicaciones y presentando a sus autores para la venta de sus acervos a precios populares? ¿De qué otra manera vamos a conocer a los investigadores y literatos de casa los tamaulipecos? ¿Por qué no invitar a centros universitarios e instituciones homólogas de la cultura y las artes de San Luis Potosí, Veracruz y Nuevo León para difundir sus valores en estos menesteres? ¿Por qué dice este escribidor que tenemos feria gracias al entusiasmo de Diana Zamora? Despejaré la última pregunta, que la oficialidad responda a las otras.

Dentro de la historia oficial de la cultura, Diana Zamora es hoy, al menos para los amantes de las letras, lo que Adolfo Castro fue para escritores, teatreros, pintores, fotógrafos y danzantes. Los funcionarios de cultura de ayer, de hoy y de siempre, deben a ellos llenar el expediente con cierta dignidad. -Dado que más con imaginación y con relaciones que con fuerte apoyo económico, más de veras, han realizado un programa cultural hecho al paso, en las rodillas, de acuerdo a sus propios sueños uncidos a las ocurrencias de los titulares de cultura. Qué pena.

No podría olvidar ni dejar de reconocer a la troupe de intelectuales, artistas, escritores, narradores y poetas del puerto, por sus contribuciones en los eventos de esta naturaleza a través de su quehacer, medio pagados o gratis. Me parece maravilloso que la feria se lleve a cabo en la plaza pública, pudiendo ganar las calles peatonales si esta fuera pensada en grande, y no para cumplir promesas de campaña del pasado y del porvenir. Porque los artistas, intelectuales y escritores palaciegos en la antigüedad, eran mantenidos por mecenas reales cultos, y ahora, por mecenas incultos e ignorantes que buscan a cambio panegíricos y adhesiones a sus caprichos y simulaciones de bienestar social a través del soporte de la cultura y las artes para la educación.

Después de los zapatos de charol y los vestidos de lentejuela del festival internacional de octubre, llega el nacional de los guaraches y los vestidos de manta de noviembre. Alejandro Fernández y Carmen Alardín las máximas figuras, respectivamente. La industria cultural de masas a la cabeza en costo, promoción, auditorio y ganancias de toda índole, esa distrae. ¿Hace felices e ilustra a ricos y a pobres? Qué gastos. Qué cultos. Qué cosas.

El lunes diez iba yo a presentar en la Feria del Libro a Marco Antonio Chavarín, éste a la vez su obra. Por lo que usted guste y mande, le fue imposible venir, me avisó Diana Zamora. Pude no presentarme, pero decidí avisar a mis amigos por correo electrónico que, por ausencia del maestro Chavarín, primero daría la noticia al respetable, leyendo un poco lo que en esta columna había escrito, y ocuparía su espacio para leer fragmentos de mi obra, así lo hice. Cualquier feria del libro, por rabona que sea, merece respeto, y disfruté la nuestra porque a pesar de todo se mueve. Pero, no puedo callar lo miserable y miopes de los políticos y de nuestras autoridades. ¿Tendrán vergüenza? ¿Si acaso tienen, sacarán la casta en 2009?

Escríbame: poetrysong@hotmail.com

1 comentario:

Renata Cano García dijo...

Perdone maestro Alejandro Gastón, le quiero dejar este comentario para su nota, y perdone que escriba en la nota de Juan Jesús Aguilar,ya que no le pude subir la nota en su articulo que publicó, pero en fin, le mando saludos, y como vera yo vivo acá, y me gusta la apreciación que hace sobre el Festival Tamaulipas la verdad es que el gobierno de Tamaulipas aun no le entra la idea de dar formación implementando escuelas de nivel, en vez de que nos anden paseando el glamoroso FIT para que ellos se paren el cuello con eventos de la talla de “Televisa” o de la farándula comercial que rondan en programitas como de Paty Chapoy o Maxim Woodsay y en lo que respecta a los artistas extranjeros ya que como son artistas güeritos y muy guapos pues son quizás mas fregones que los naquitos “artistas” tamaulipecos, eso en la lógica degenerada y homosexual del ITCA.
Veo que el gobierno no le interesan sus artistas, pero eso si con excepción de los protegidos de Medardo Treviño y su grupo representativo del ITCA me refiero a “Tequio”.
En lo que respecta a nuestro guapetón y superficial gobernador Eugenio Hernández pues seguirá comportándose como aquel viejo dicho que espero no se lo haya fusilado el funcionario mentiroso del “Filosofo de Güemes” “farol de la calle, oscuridad de su casa”, creo que para algunos que creemos en la cultura el FIT seguirá siendo una fuga impresionante para sacar lana y taparle el ojo al macho y a los artistas de Tamaulipas que coman mierda.
Mtro. Alejandro, Me gustó su nota lastima que aquí la gente y a los artistas en su mayoría no les gusta decir nada y se conforman con lo mínimo, y yo como ciudadana común y corriente creo en ustedes y lo que escriben, le pido a nombre de los que en realidad nos interesa su postura y somos muchos, que sigan denunciando para que así los ojos de los tamaulipecos logren abrirse y terminar con esta cultura burocrática que lastima la creación estatal