septiembre 10, 2009

Razones y Palabras Fallece Juan de los Santos Retta






SE MUEREN EL ARTE Y LOS ARTISTAS

10 Sep 2009

El vandalismo institucional sobre la obra de artistas del terruño se apoltronó desde hace tiempo en Tamaulipas. Juan de los Santos Retta, muralista oriundo de esta capital es el ejemplo de que la pintura es un bien que a muy pocos importa.

Ahí, sobre las paredes del derruido cine Madero y del edificio del poderoso Sindicato Petrolero ha quedado plasmada la historia del movimiento obrero y del pueblo de México por conservar la industria petrolera.

El legado histórico que Retta plasmó en esas paredes fue olvidado, es más, vendido a particulares y éstos sin miramientos destruyeron los edificios y les valió un comino la obra del maestro.


El martes a las diez de la noche, Juan de los Santos Retta, originario de Victoria, dejó de existir en Ciudad Madero, atribulado, triste y abandonado por aquellos que teniendo la obligación de proteger su legado les valió sombrilla.

Juan de los Santos Retta, “El pintor de los petroleros”, nació en Ciudad Victoria en 1931. A los seis años de edad empezó su gusto por el arte pictórico dibujando historietas en Matamoros, Tamaulipas, posteriormente estudió dibujo y pintura durante tres años aprendiendo diversas técnicas en el Instituto de Industrias y Bellas Artes en México, Distrito Federal, posteriormente en 1958 fue alumno fundador del Instituto Regional de Bellas Artes de Tampico, área de artes plásticas en el periodo directivo del Maestro Jaime Nolla Reyes.

El Maestro Retta tuvo como maestros a Ramón Jara, José Luis Ruiz Diez, Nicolás Moreno, Ramón García Zurita y al grabador Carlos Alvarado Lang. Participó en innumerables exposiciones colectivas hasta el año de 1980 con el llamado Grupo Tlacuilo, Neo-realista y en el jardín del arte de Tampico, en el museo de Arte Moderno y en el Poliforum Siqueiros en el Distrito Federal.


En un extenso ensayo sobre los grandes muralistas, el alumno del maestro Retta, Ricardo Delgado Herbert, pintor, escultor y cantante, afirma:

“El pintor de los petroleros”, luchó siempre como artista. Nacido en 1931 en Ciudad, Victoria, donde tuvo su formación proveniente de la escuela mexicana, sus trazos se caracterizaron en su obra por ser contundentes, desde lo geométrico hasta lo académico, con influencias de los grandes maestros impresionistas, totalmente influido en su formación por el muralismo mexicano y considerado a mi punto de vista como uno de los primeros y mejores maestros que egresaron del ahora tristemente abandonado Instituto Regional de Bellas Artes, donde impartió sus conocimientos a los jóvenes de la región a principios de los años 60s”.

El Mtro. Retta, heredero de una época y legado histórico de gran importancia cultural de Ciudad Madero, supo aportar en su carácter vital, su obra en relación al progreso de su ciudad, donde queda reflejada su actitud en la frase que porta uno de sus murales: “No basta pensar en México, hay que trabajar y defender a México”.

A la muerte del maestro Retta vendrán con seguridad los homenajes, ojalá que la autoridad cultural de Tamaulipas, entiéndase, Manuel Muñoz Cano, secretario de Desarrollo Social Cultura y Deportes y Guillermo Arredondo Olvera, director del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes piensen un minuto en el legado que nos permite seguir sintiéndonos orgullosos de ser mexicanos: el muralismo y evidentemente su historia.

El Estado debe ser garante de los bienes que los artistas plasman y dejan para la posteridad. Es pues el momento para que el gobierno de Eugenio Hernández Flores recupere lo que queda del viejo cine Madero pues en sus paredes derruidas aún quedan trozos de la historia de México que creó el victorense Juan de los Santos Retta.

Ojalá no tengamos que recurrir a las fotografías para enseñar a nuestros nietos que en México existió una corriente pictórica llamada muralismo, pues al paso que vamos no sólo la obra del Maestro Retta será borrada y destruida al igual que la de Xavier Cázares Perales, y si no que alguien diga dónde o cómo está la obra que se supone resguarda la UAT y que sigue desaparecida bajo ladrillos en el Teatro Juárez.

Y tampoco podemos tener la esperanza de que los murales de palacio municipal de esta capital o los de palacio estatal se salven del valemadrismo institucional pues al fin y al cabo son bienes que no dejan votos.

majaalanis@yahoo.com.mx
www.razonesypalabras.com

1 comentario:

Jorge Alejandro Rivera Nolla dijo...

Valla a ustedes mi más sentido pésame por el sensible fallecimiento del maestro Juan de los Santos Retta icono del muralismo TAMAULIPECO...
MIS RESPETOS A SU FAMILIA Y AL PUEBLO TAMAULIPECO…

Y VALLA MI VOZ ALZADA A DONDE TENGA QUE LLEGAR POR LA ENORME INDIGNACION QUE ME PRODUCE EL ENTERARME DE LA FALTA DE INTERES, DEL GOBIERNO ESTATAL Y FEDERAL Y AL GREMIO EMPRESARIAL …(TOMESE Y SEÑALECE A QUIEN CORRESPONDAY EXIJACELE RENDICION DE CUENTAS Y REPARACION DE LOS DAÑOS PROVOCADOS )… EN LO QUE A PRESERVAR LA CULTURA SE REFIERE. Y DIGO CULTURA EN TODAS SUS FACETAS...
LLAMESE MURALISMO PICTORICO,
MURALISMO ESCULTORICO DE ALTO RELIEVE….ETC… ASÍ COMO EL ABANDONO DEL LAS INSTALACIONES DEL IRBA ESTO ES INCONCEVIBLE….COMO ES POSIBLE QUE MATEN ASÍ LAS ARTES.HAGO UN LLAMADO AL PUEBLO DE ESA PROVINCIA DE LA PATRIA A QUE HAGA ALGO MÁS QUE SOLO OBSERVAR COMO DESTRUYEN EL ACERVO CULTURAL DE ESE ESTADO Y PERDON QUE SE LOS DIGA CUANDO SEÑALEN A LOS CULPABLES TAMBIEN VOLTEEN LA MANO EN VUESTRA DIRECCION POR LA RESPONSABILIDAD QUE A CADA UNO LE CORRESPONDA…quedo de ustedes a sus ordenes en la ciudad de México mi corre es
Elmundoentusmanos88arroba gmail.com todo en minúsculas
atte

Jorge Alejandro Rivera Nolla